Cómo incorporar el teletrabajo

Guía completa para preparar a tu equipo para triunfar en el teletrabajo

Índice

Sigue las sugerencias, estrategias y consejos de las principales empresas del mundo para conseguir un equipo remoto productivo y colaborativo.

Mitos que desterrar del teletrabajo: consejos y prácticas recomendadas

Siempre que surge el tema del teletrabajo, es habitual que la gente muestre de inmediato su escepticismo. Estos son comentarios habituales:

  • “Eso nunca funcionaría con nuestro sistema”
  • “En teoría suena bien, pero los teletrabajadores no pueden venir a las reuniones y nunca tienen toda la información”
  • “Sí, lo hemos intentado, pero al final no funcionó y todos los teletrabajadores fueron despedidos”
  • “¿Cómo sabes que la gente no está haciendo el vago?”

Vaya.

Todas estas declaraciones se basan bien en suposiciones falsas, bien en fallos de proceso. El teletrabajo recibe mala prensa cuando, en realidad, los problemas los provocan comportamientos y políticas fácilmente identificables.

El teletrabajo eficaz comienza por arriba. Cuando los líderes culturales de la empresa corrigen comportamientos no compatibles con el teletrabajo e instauran procesos inclusivos, los efectos van calando hasta crear una experiencia de éxito para todos.

MITO N.º 1

“Los teletrabajadores son vagos”

Existe la percepción de que si no puedes ver a alguien físicamente en su mesa trabajando, es que no está haciendo nada de nada.

Cualquier trabajador, esté donde esté, puede andar haciendo el vago si sus superiores no comunican de forma apropiada sus expectativas y plazos. Si alguien entiende el trabajo del que es responsable (los objetivos) y cuándo es necesario que lo haya completado (los plazos), y trabaja en consonancia (con actualizaciones regulares de estado), nunca se hará merecedor del apelativo de “vago”, independientemente de dónde se encuentre. Los equipos que recompensan los resultados positivos atraen a personas capaces de ser productivas en cualquier parte y las conservan.

Consejo: Además de contar con una herramienta de chat para conversaciones rápidas, los gerentes también deberían realizar contactos semanales mediante videollamada con sus subalternos directos para responder dudas o informarse de cualquier contratiempo.

Nunca trabajes en la cama.

Cuando comencé a teletrabajar a tiempo completo en Buffer, me marqué la norma de que nunca lo haría en la cama y este es el motivo:

  • Luego resulta más difícil dormirse, ya que trabajar en la cama debilita la asociación mental entre el dormitorio y el sueño.
  • Puedes empezar a tener la sensación de que siempre estás en el trabajo y te quedas sin sitios donde refugiarte.
  • La calidad del sueño se reduce porque utilizar dispositivos electrónicos antes de acostarse reduce la melatonina necesaria para dormirse.
Hailley Griffis, comercializadora del futuro del trabajo, Buffer

MITO N.º 2

“El teletrabajador debe demostrar constantemente que está trabajando”

Muchos teletrabajadores tienen la sensación de que deben estar “visibles” constantemente en su espacio de trabajo digital para “demostrar” que están trabajando. Creen que deben estar presentes en todas las discusiones del chat o que no pueden dejar una notificación sin respuesta más que unos pocos minutos.

Esta presión provoca una ansiedad innecesaria. En vez de dedicarse a desarrollar su trabajo intenso, están constantemente preocupados por el modo en que se perciben sus contribuciones.

En estas creencias está implícito el concepto de que los teletrabajadores son “otra cosa” o que son en cierto modo distintos a los demás compañeros de trabajo. Que sientan esta presión por ser visibles tiene su origen, probablemente, en la impresión de que no se los valora del mismo modo que a los trabajadores presenciales.

Consejo: Estas ansiedades se alivian cuando el teletrabajo se normaliza en la empresa. Esos compañeros no son distintos ni inferiores a los demás (de hecho, es posible que se distraigan menos). Todos deberían marcar en su calendario las horas de trabajo intenso o utilizar una actualización de estado en la herramienta de chat para indicar su disponibilidad.

Los teletrabajadores se levantan y van a trabajar todos los días como los demás, salvo por el hecho de que tardan menos en llegar.

MITO N.º 3

El teletrabajo hace que la cultura de la empresa se resienta

A algunas personas no les gustan los equipos remotos porque temen la falta de camaradería. Es cierto que con los equipos remotos no hay interacciones informales en la cocina ni las típicas “charlas de pasillo”, pero, con una planificación eficaz, estos momentos sociales se pueden incorporar a la dinámica remota.

Consejo: Dado que en un minuto de interacción cara a cara se pueden intercambiar 10 000 señales no verbales, las herramientas de reunión en vídeo son esenciales para forjar relaciones con los demás. Puedes establecer videoactividades de fomento del espíritu de equipo que aprovechen los puntos fuertes del teletrabajo, como compartir una visión de los despachos o presentar a vuestros respectivos gatos y ver cómo se desarrolla la amistad felina.

De hecho, en esta guía dedicamos un capítulo entero a consejos sobre cultura empresarial y teletrabajo. Puedes leer más aquí.

MITO N.º 4

“Los teletrabajadores están disponibles a cualquier hora del día”

Es fácil suponer que, por el hecho de que alguien esté siempre en casa, estará disponible en todo momento para responder una pregunta rápida sobre el trabajo. Ese es un concepto totalmente erróneo.

Una de las prácticas recomendadas sobre teletrabajo más seguidas es la de establecer un horario laboral estricto, como haría alguien que trabaja en una oficina. Se recomienda a los teletrabajadores que decidan (y comuniquen) sus horas de disponibilidad, que realicen paradas apropiadas para comer y que apaguen físicamente el ordenador y salgan de su espacio de trabajo cuando desarrollen su vida doméstica. Separar la vida laboral y la personal es más que posible, aunque tengas el despacho dentro de casa.

Consejo: Registra el horario de disponibilidad en un tablero de equipo que incluya otra información importante. Si no está claro si alguien está disponible o no en un momento dado, puedes consultar la tarjeta para asegurarte.

Mide tus tiempos.

El teletrabajo te ofrece mucho tiempo de concentración y calma para desarrollar un trabajo intenso. Pero esta clase de esfuerzo es agotadora. Incorpora a tu rutina paradas de 5 minutos: da una vuelta a la manzana, llama a tu madre, acaricia a tu mascota... Cuídate de manera que, cuando llegue el viernes, te quede energía para disfrutar de tu tiempo personal.

Sarah Goff-Dupont, redactora principal de Atlassian, teletrabajando desde Minnesota

Cómo forjar una comunicación y una colaboración sólidas con un equipo remoto

La comunicación con el equipo remoto requiere dos elementos básicos: una atenta consideración y ciertas adaptaciones a la oficina virtual.

Ahora que cada vez más equipos se pasan al mundo digital y al teletrabajo, es importante recordar que la comunicación en línea no ofrece necesariamente los matices que se obtienen en el entorno de una oficina.

Establecer algunas reglas básicas para la comunicación es esencial para que el equipo se mantenga productivo y feliz.

Es importante fijar de forma conjunta unas normas de comunicación a modo de código de conducta que incorporen de forma directa a los equipos y sus deseos.

¿Cuándo utilizamos el chat? ¿Cuándo escribimos correos electrónicos? ¿En qué circunstancias recurrimos al teléfono? Estas cuestiones deben decidirse de forma conjunta y reflejar los esfuerzos de todo el equipo, no los de una sola persona.

Beat Buhlmann, gerente general para EMEA, Evernote

El contexto es clave en el teletrabajo

Cuando te comunicas de forma digital, nunca sabes con exactitud lo que está haciendo la otra persona en ese momento. Tal vez esté en su escritorio, como tú, o puede que esté corriendo a una reunión de ventas y que solo responda “sí” a tus preguntas, sin dar más explicaciones porque no tiene tiempo.

Si no conoces el contexto de la otra persona, podrías pensar que no le importa el asunto del que le hablas, cuando en realidad está corriendo para intentar encontrar un taxi en San Francisco (en cuyo caso lo tiene más que complicado).

Si conoces el contexto de la otra persona, de repente las respuestas bruscas cobran sentido: no es que no le importe lo que le cuentas, es que no puede responderte en ese momento.

Iniciar la comunicación indicando tu contexto, sobre todo cuando este no es el habitual, puede ahorraros muchos problemas de comunicación. Avisa a los miembros del equipo cuando estés enfrascado en un proyecto y no tengas tiempo para responder preguntas. Siempre es preferible comunicar de más que hacer suposiciones.

Las herramientas pueden enmascarar la intención y la humanidad de los involucrados.

Definición de reglas básicas para el teletrabajo

Si ya trabajas en un equipo remoto, es probable que tengáis unas herramientas favoritas. La pregunta que os debéis hacer es cómo y cuándo deben usarse dichas herramientas para transmitir la información apropiada. Todas estas consideraciones pueden condensarse en una simple cuestión que ahorra muchísimo tiempo y energía mental.

¿La información es urgente? Si es así, usa el chat. Si no es así, usa Trello.

Por ejemplo, si tienes una actualización de un proyecto que no es urgente, avisar a los demás por chat puede distraerlos y sacarlos del maravilloso estado de concentración zen que llevan todo el día intentando alcanzar.

Cuándo utilizar las herramientas de chat o las videollamadas como teletrabajador

Hay que asimilar estas cuatro verdades:

  1. Las herramientas pueden enmascarar la intención y la humanidad: recuerda que al otro lado del chat hay un ser humano con sentimientos y reacciones.
  2. Si tienes comentarios constructivos que realizar, hazlo mediante una videollamada para así transmitir las intenciones.
  3. Debido a la falta de señales verbales y emocionales, una persona puede percibir una conversación por chat como una discusión, mientras que para la otra es un debate.
  4. El resentimiento se va acumulando con el tiempo si los problemas subyacentes no se tratan. Sin control, la comunicación digital puede dar lugar a malentendidos y herir sentimientos.

El mejor modo de cortar esto de raíz es reconocer la humanidad de los miembros del equipo al verles la cara en una videollamada. Lo cambia todo.

Reuniones en el mundo del teletrabajo

Las reuniones tienen mala reputación, pero no hay nada más eficiente que una reunión donde todas las partes interesadas saben lo que se trata, cuánto tiempo va a durar y qué deben preparar. ¿Cómo se logra esto?

Si...

Quieres que todos los asistentes a la reunión se sientan que están en igualdad de condiciones…

Entonces...

No reúnas a varios trabajadores presenciales en torno a la pantalla de una sala de conferencias para incluir a los participantes remotos como cabezas gigantes.

¿Por qué?

Es difícil seguir las conversaciones tanto de forma visual (intentar determinar quién está hablando) como sonora (con las distintas distancias al micrófono).

Hay una regla clave si se quiere que la colaboración funcione para todos: salvo que todos los participantes estén en la misma sala, todas las reuniones se celebran por videoconferencia.

Todos hemos sufrido el tener que conectarnos a una llamada solo para oír al otro lado una sala llena de ruido, eco y conversaciones aparte. Es una experiencia terrible. Así que, cuando una persona participa de forma remota en una reunión, todos deben hacerlo.

Seguimos unas cuantas directrices para minimizar las interrupciones y garantizar que las llamadas sean productivas y de alta calidad:
  • Proporcionamos a todos los empleados unos buenos auriculares para evitar una mala calidad del sonido.
  • Hacemos prioritario contar con una conexión a Internet fiable tanto en las oficinas locales como en los puestos remotos.
  • Desarrollamos (y seguimos) unas normas de etiqueta para las videollamadas.
  • Silenciamos el micrófono cuando no estamos hablando, mantenemos el vídeo activado para potenciar la participación y evitamos participar desde una cafetería llena de ruido.
Justine Jordan, vicepresidenta de Marketing, Litmus

Todos deben sentirse igualmente representados y presentes en la reunión.

Si...

Quieres contribuir a que tu equipo remoto estreche lazos…

Entonces...

Dedica partes de la reunión a charlar sobre actividades fuera del trabajo, usa juegos para romper el hielo y ponte al día de los cotilleos de la empresa.

¿Por qué?

Mantén un espíritu positivo con una sección de “Felicitaciones”: será un momento excelente para que los miembros destaquen las aportaciones de los demás.

La sección “Cotilleos” ayuda a que todos se sientan conectados con la empresa.

Si...

Hay que evitar las reuniones en las que la gente suelta aburridos monólogos aparentemente interminables…

Entonces...

Utiliza un panel de Trello para crear una estructura y una participación democratizadas.

¿Por qué?

Los miembros del equipo necesitan conocer la estructura, la cadencia y las expectativas de las reuniones.

Cualquiera puede añadir en cualquier momento una tarjeta a la lista “Tratar durante la reunión”.

Todas las herramientas necesarias para convertir el teletrabajo en una buena experiencia

Las herramientas son más importantes en el teletrabajo porque constituyen la base de la comunicación. No puedes acercarte a la mesa de alguien para hablar con esa persona; debes adaptar las herramientas para que sean tu “oficina virtual”. Después de todo, si la tecnología no hubiera avanzado hasta donde está hoy, el teletrabajo directamente no sería posible.

Este es un resumen de los tipos de herramientas más importantes que debes considerar para el teletrabajo, así como algunas recomendaciones específicas.

Las mejores herramientas de chat para los equipos distribuidos

Slack es ahora mismo el rey en lo que respecta al chat y ha demostrado ser una herramienta atractiva y divertida para la comunicación en equipo, especialmente, en el caso de los equipos remotos.

Las funciones “sociales”, como las reacciones con emoticonos y la integración de GIPHY, son un buen método para que las empresas remotas se comuniquen de forma más natural.

Además, la comunicación mediante Slack es un modo importante de garantizar que las decisiones no se pierdan. La comunicación remota es asíncrona, lo que significa que mantener un registro en los canales de Slack elimina las frustrantes interrupciones presenciales y en tiempo real de los compañeros que se pasan por tu mesa y se paran a charlar. También significa que cualquiera puede mantenerse informado e incluso contribuir a la toma de decisiones (¡y a su propio ritmo!).

En Zapier comprendemos que una comunicación transparente es clave para que el teletrabajo funcione. Casi todas nuestras conversaciones se desarrollan en canales públicos de Slack, por lo que cualquiera puede asomarse y leer lo que está sucediendo en los equipos y departamentos. Es especialmente útil cuando trabajas en equipo en distintas zonas horarias. Cuando algunos se despiertan, no les cuesta hacerse con el contexto y continuar donde los demás lo dejaron. No se quedan sin saber lo que ocurrió mientras dormían.

Wade Foster, director ejecutivo, Zapier

Como en la vida real: software de videollamadas

Cuando la comunicación comienza a requerir matices o se vuelve confusa, incluso acalorada, hay que pasar al videochat. Cuando tienes que tratar un tema importante en la oficina con un compañero, simplemente vas a verlo; el videochat permite imitar esta interacción.

Una buena videoconferencia es uno de los pilares de una empresa remota eficaz y hemos probado todas las opciones. Estas son nuestras recomendaciones:

Zoom ha demostrado ser el software de videoconferencia más fiable para todas las formas de conexión a Internet, especialmente, para reuniones de toda la empresa, con cientos de participantes.

La función de vista de galería es imprescindible para las reuniones remotas con muchos asistentes. También puedes utilizar la herramienta de chat dentro de las reuniones para ir haciendo comentarios y dejando reacciones a medida que se presenta la información.

Dispone incluso de fondos personalizados divertidos que se pueden agregar a modo de croma (pantalla verde) y que son estupendos para que los equipos remotos rompan el hielo.

Herramientas de colaboración y estado para la oficina virtual

Cuando necesitas echar un vistazo a los progresos, las actualizaciones de estado y todos los recursos relativos a un proyecto o trabajo en equipo, Trello es tu oficina virtual. La información se actualiza en tiempo real y está disponible en todo momento, por lo que los miembros del equipo pueden, a su propio ritmo, ponerse al día con respecto al contexto, las comunicaciones y el estado de cualquier solicitud, proyecto, orden del día de una reunión u otros elementos.

Trello, por cierto, no sería un producto tan fácil de usar si no fuera porque el equipo remoto que lo desarrolla lo utiliza constantemente.

Regístrate: ¡es gratuito!

¿El equipo no se encuentra en la misma ubicación? Utiliza estas herramientas de comunicación y documentación

Personal interno

Ya sea para trazar políticas, tomar notas de reuniones o escribir un blog para compartir con tu equipo, Confluence es una fantástica herramienta de comunicación y colaboración internas. Úsalo para tus proyectos o como un manual para los empleados. Ayuda a los equipos a compartir ideas, crear una comunidad y trabajar en un espacio abierto y compartido, independientemente de la zona horaria.

Personal externo

A la hora de colaborar con personas ajenas a la empresa, como redactores independientes o partners externos, Google Docs es la herramienta estándar del sector. La capacidad de editar, comentar y charlar de forma simultánea es impecable. Además, la robusta configuración de permisos hace que compartir información pública y privada sea pan comido.

Cómo crear una cultura de equipo remoto

Una de las principales preocupaciones al plantearse el teletrabajo es el supuesto impacto sobre la cultura de la empresa. Los lugares de trabajo llevan tanto tiempo dependiendo de la cohabitación para crear una cultura corporativa que cuesta imaginar un diciembre sin la tradicional copa o cena de Navidad.

La clave para crear excelentes relaciones remotas es la intención. Hay que esforzarse más por encontrar intereses comunes, celebrar reuniones significativas y entender de verdad la perspectiva de los demás. El resultado puede ser una red duradera de buenos amigos con los que puedes contar, independientemente de dónde te lleven tus viajes.

La creación de una fuerte cultura de equipo remoto depende de dos cosas:

  1. Un conjunto claro de reglas comunes que tengan una aprobación del 100 % en toda la empresa.
  2. Un buen sistema de reuniones, eventos y hábitos que mantenga la comunicación entre la gente.

Ah, y no nos olvidemos de usar muchos 😄 y 👍.

5 reglas que seguir de la cultura del teletrabajo

Al pensar en una cultura vibrante y autosostenida, tal vez no pienses en reglas. Sin embargo, en este caso, las reglas son normas sociales que proporcionan a los participantes la experiencia que cabe esperar al entrar en una oficina tradicional. Lo que tienen de especial las normas es que se deciden de forma colectiva. Cuando todos están de acuerdo con ellas, estas reglas aportan confianza, comprensión y apoyo.

¿No parece un sitio estupendo donde trabajar?

  1. La empatía lo es todo.
    Hay que suponer siempre que se tienen buenas intenciones. El tono y los matices se pueden perder a través del chat, así que dar por sentado que los compañeros hablan con una actitud positiva ayuda a evitar posibles malentendidos.
  2. Trata a los demás con transparencia.
    Mantén la información importante al alcance de todos: registra las decisiones tomadas a través del chat, graba las reuniones en vídeo y toma siempre notas para compartirlas en espacios públicos.
  3. No hay problema en la asincronía.
    Incorpora la comunicación laboral entre distintas zonas horarias. Planifica: no tomes decisiones en el último minuto. Puede parecer un esfuerzo adicional, pero en realidad facilita la organización.
  4. Implanta una estructura.
    Establece un proceso, una estructura y una planificación con respecto a las reuniones y actualizaciones, de modo que todos puedan seguirlas independientemente de su ubicación. Asigna a alguien que dirija la reunión y a alguien que la documente, de modo que las decisiones clave queden reflejadas por escrito.
  5. Diferentes pero iguales.
    Acepta esta realidad fundamental: todos los miembros del equipo remoto son iguales, pero sus experiencias difieren. No pasa nada por que los compañeros que comparten espacio se reúnan en persona. La clave es ser considerados. Si se trata de un evento patrocinado por la empresa, proporciona un beneficio alternativo para los teletrabajadores.

Para obtener más información sobre el equilibrio entre los equipos presenciales y remotos, consulta los seis mandamientos de Trello para conjugar ambas culturas aquí.

Añadir “incorporar el teletrabajo” a la lista de valores de nuestro equipo fue sencillo porque refleja el esfuerzo general que invertimos a diario en Trello: queremos mejorar la forma de trabajar de la gente. Existen muchas grandes teorías acerca de por qué el teletrabajo merece la pena, pero aún más apasionantes son los resultados que hemos experimentado:

  1. Nuestro producto es mejor.
    Ya que nosotros mismos, como equipo remoto, utilizamos el propio Trello, aportamos un montón de perspectivas diferentes y forzamos los límites de sus funciones de colaboración.
  2. Nuestro talento es más fuerte.
    Hemos podido contratar y dar cabida a algunas de las mejores cabezas del sector porque no estamos limitados a una única ubicación.
  3. Nuestro propósito es más claro.
    Contamos con una marca diferenciada porque tenemos un equipo muy unido. Al buscar los mejores estándares de comunicación y colaboración, evitamos la compartimentación y nuestros esfuerzos creativos se comparten con toda la organización.

Ah, y comemos tarta. Todos los empleados reciben en su casa una tarta el día de su cumpleaños.

Michael Pryor, cofundador de Trello

Creación de un sistema para la interacción social intencionada

Hay que dar tanto a los extrovertidos como a los introvertidos la posibilidad de charlar con sus compañeros de un modo significativo.

Aquí presentamos tres tipos de interacciones sociales que se pueden configurar fácilmente con tu equipo remoto:

Reunión general de toda la empresa

Olvídate de cualquier idea preconcebida sobre el tradicional discurso de actualización trimestral. Este debería ser un foro abierto para preguntas, debates y (breves) presentaciones en equipo, y debería celebrarse al menos una vez al mes. Las reuniones generales de Trello se abren con una revisión de los valores y prioridades de la empresa, y con los cumpleaños de los empleados. A continuación, los recién llegados se presentan. El resto de la hora se dedica a puntos del orden del día acordados en común anticipadamente por los empleados.

¿Por qué funcionan las reuniones generales? Porque son encuentros organizados, enérgicos y democráticos. Tienen un tiempo establecido y puedes ver la cara de los demás en su pantalla. ¡Prueba a hacer eso en una sala con 100 personas!

Más información

Hola, Sr. Rogers

A medida que las empresas crecen, no se puede garantizar que todos conozcan a todos o que todo el mundo hable entre ellos. Para eso está el “Sr. Rogers”, una reunión semanal aleatoria de 15 minutos entre miembros del equipo que se conectan por videochat simplemente para charlar.

Tras la sesión, se registra una captura de pantalla de los miembros y de los puntos destacados. ¿De qué otro modo ibas a enterarte de que Bobby prefiere enfrentarse a una langosta de tamaño humano armada con una tea que a 700 humanos de tamaño langosta armados con teas?

¿Por qué funciona el Sr. Rogers? Se revelan intereses comunes y surgen conversaciones que pueden retomarse en los encuentros externos anuales. Supone un descanso de las charlas de trabajo y se crean relaciones personales a una cadencia fiable.

Más información

“Encuentros externos” del equipo remoto

Llevar a todo el mundo a un lugar exótico y celebrar una gran sesión de fomento del espíritu de equipo es increíble, pero también caro. No debe ser la única solución de la empresa para reunir a la gente.

También puedes compartir experiencias como equipo remoto con un sistema del tipo “elige tu propia aventura”. En Trello, esto se traduce en un día de vacaciones en verano para toda la empresa: los trabajadores presenciales se van a la playa y los remotos reciben un bonus para que lo gasten en su propia aventura.

¿Por qué funciona el evento “elige tu propia aventura”? Todos nos reunimos bajo un hashtag y un tablero compartido de Trello que se llena con comentarios y fotos que revisamos en la siguiente reunión general.

Todos tienen las mismas oportunidades (aunque diferentes) de divertirse y, luego, crear lazos contando estas historias. Más información

El teletrabajo y la posibilidad de estructurar tu vida y vivir donde y como quieras es increíble. Esta flexibilidad es un punto fuerte de esta forma única de trabajar.

También es muy importante tener encuentros cara a cara con el equipo. Si tenéis la ocasión, reuníos en persona con los miembros del equipo, comed juntos y compartid experiencias memorables.

Stephen Olmstead, vicepresidente de Asociaciones de Diseño, InVision

Busca (y consigue) el teletrabajo perfecto

En 2018, el 56 % de las empresas de todo el mundo permitían a los empleados teletrabajar.

No solo es cada vez más sencillo crear oportunidades remotas, sino que muchas empresas se esfuerzan de forma activa por crear una cultura favorable al teletrabajo (y buscan a los candidatos perfectos para ocupar esos puestos).

Dónde encontrar tu próximo teletrabajo…

Supone un reto colocar una auténtica oportunidad de teletrabajo entre vagos anuncios del tipo “¡trabaja desde casa!”. Aquí tienes algunos sitios donde empezar:

  • Tu empresa actual:

    Si crees que tu situación podría mejorar en gran medida si se eliminara el tiempo de traslado a la oficina, indícaselo a tu superior. ¡Podrías liderar la implantación del teletrabajo!

  • FlexJobs:

    A cambio de una pequeña tarifa, FlexJobs busca oportunidades de teletrabajo que encajen con tus capacidades, experiencia o país de residencia.

  • Remote.com:

    Crea un perfil y deja que las oportunidades te lleguen gracias a una inteligencia artificial que empareja a los trabajadores con las empresas.

  • Stack Overflow:

    Si eres desarrollador y quieres subir de nivel, esta es una parada obligada. Añade criterios como tus aptitudes tecnológicas y horarios flexibles para encontrar lo que buscas.

Otros sitios destacados para publicar y consultar anuncios de teletrabajo son Remote OK, We Work Remotely, Remotive, Remote.com y Jobspresso.

Contratar teletrabajadores significa que puedes conseguir al mejor de los mejores para un puesto: no tienes que limitarte a los que están dispuestos a vivir en tu ciudad.

Si tu empresa no incluye opciones de teletrabajo ahora o en el futuro, puedes estar reduciendo el número de posibles candidatos a la mitad y es posible que dejes pasar a las personas más cualificadas.

Rachel Ferrigno, gerente de Marketing de Contenido, Stack Overflow

Cómo prepararse para una entrevista de trabajo remota

Una entrevista de trabajo remota también puede diferir levemente de la entrevista presencial tradicional. La forma de enfocarla y de interactuar con un equipo de contratación remoto durante el proceso de selección puede diferenciarte en gran medida de los demás.

Aquí tienes algunos consejos nacidos de la experiencia:

  1. Ayúdate a ser tú mismo.
    No deberías preocuparte por las interrupciones mientras intentas explicar tus mejores atributos. Asegúrate de tener una buena conexión a Internet y de realizar la entrevista desde un sitio tranquilo (¡nada de cafeterías!).
  2. Comunícate de más.
    La base de los equipos distribuidos es la comunicación. Aborda tu solicitud proporcionando todos los detalles necesarios. Esta clase de esfuerzo comunicativo demuestra que eres fiable para teletrabajar.
  3. Intenta pensar como tu entrevistador remoto.
    Ponte en su lugar y piensa qué le haría la vida más fácil. Proporciona ejemplos de tu trabajo que demuestren resultados, integridad, iniciativa y empatía, así como el valor que aportarías como miembro fiable del equipo.
  4. Conoce tus herramientas.
    Debes sentirte a gusto gestionando toda clase de herramientas colaborativas, como aplicaciones de chat, videoconferencia, correo electrónico, calendarios y plataformas de gestión de proyectos, ya que es probable que la entrevista así lo exija.

¿Te has decidido (de verdad) a pasarte al teletrabajo?

En sí misma, esta forma de trabajar no te satisfará más que cualquier otra. Si lo que buscas es tanto el puesto como el estilo de vida, sí que será un paso importante para disfrutar de una carrera profesional plena.

El teletrabajo supone un cambio importante en el funcionamiento de nuestra sociedad, ya que abre a muchos unas puertas que antes tenían vedadas.

Personas que no pueden mudarse a la ciudad de la empresa, que no pueden ceñirse a unos horarios tradicionales de 9 a 5 porque cuidan de sus familias... El teletrabajo ya está creando nuevas oportunidades para ellos y este efecto será cada vez más fuerte.

Estamos conformando el futuro laboral y de nosotros depende que sea cada vez mejor para todos.

Leif Singer, gerente de producto, Automattic

Independientemente de en qué parte del mundo te encuentres, incorpora el teletrabajo

El teletrabajo ha llegado para quedarse. ¿Está listo tu equipo? Esperamos que pongas en práctica estos prácticos consejos de los innovadores equipos remotos de Automattic, Atlassian, Buffer, Evernote, Invision, Litmus, Stack Overflow, Unicef, Zapier y, por supuesto, Trello.

Esta guía la elaboraron de forma remota dos personas que viven a 4800 kilómetros de distancia. También contamos con la importante colaboración de compañeros remotos repartidos por todo el país.

Estas prácticas recomendadas y consejos están dedicados a todos los teletrabajadores cuyos esfuerzos precursores nos ayudaron a aprender, evolucionar, conectar y empatizar de un modo totalmente distinto.

Y a nuestros compañeros remotos de Trello: gracias. Sin vuestra honestidad y asesoramiento, no estaríamos donde estamos hoy.

Trello tiene todo lo que necesitas para sacar el trabajo adelante.

Súmate a las millones de personas que ya se han enamorado de Trello.

Regístrate: ¡es gratis!